ecopopular

Una expresión de medios alternativos y comunitarios

Chino y Nacho o cómo convertir el “show Business” para la guerra de saqueo en un “Caracas suena” por la paz

1D4EAE281F264E593936294E593765

Carlos Machado Villanueva / El Peatón

20/11/2014

La polémica desatada en Venezuela, sobre todo por las redes sociales, en torno a la anunciada presencia del dúo reguetonero venezolano Chino y Nacho en el Festival Suena Caracas”, debería servirnos  para intentar ver más allá de la punta de nuestras narices y descubrir que más bien pudiésemos estar en presencia de una gran operación desde Venezuela, que no es otra que la de quitarle al imperio un arma desestabilizadora que ya ha utilizado antes contra la Cuba Socialista y ahora lo intenta contra la Venezuela Bolivariana, y que pudiese ser calificada como la del “Show Business” para la sutil desestabilización.

Lo primero que habría que tener claro es que, si de verdad somos inteligentes -digo, los que nos ufanamos de revolucionarios- es que el enemigo de clase. Sí, sí, así mismo. Pero no hablo de las peorra clase oligárquica de aquí – que no supo ni siquiera da un golpe de estado-, sino más  bien de sus jefes: la oligarquía capitalista global, con la estadounidense a la cabeza: no escatimó  esfuerzos ayer, no escatima hoy, ni escatimará mañana, si lo cree necesario –sino allí esta Cuba para que lo diga-, para encontrar alguna estrategia que le sirva para ganarse mayoritariamente a la juventud venezolana en contra de la revolución bolivariana.

Y aquí vamos al otro punto. Hoy, el imaginario colectivo de nuestra juventud está repleto de imágenes y símbolos creados por la industria cultural capitalista, ello pese al gran esfuerzo que por transformarlo ha hecho la revolución bolivariana en estos 15 años, y  aun cuando no haya fructificado en una nueva y mayoritaria consciencia anticapitalista.  Quien niegue esta realidad mejor que se valla bajando de la “guagua” porque quien va en reversa es él.

Querámoslo o no, para la mayoría de nuestra juventud hoy, entre sus necesidades prioritarias esta la diversión, pero predominantemente la que le impone esta industria junto su falsa la libertad de elección,  pues es más que sabido que esos gustos o inclinaciones de nuestros jóvenes, en este caso musicales, los sigue formando dominantemente aún en nuestro país esa despreciable industria cultural del “usa y vota” del capitalismo.

Ello es lo que la da vida a éste durante 24 horas a día y 365 días al año, cuando posee, sobre todo en países asiáticos pobres, miles de factorías repletas de trabajadores casi en condición de esclavitud produciendo a escala modas de pacotilla en todos los órdenes, y incluida la moda o gusto musical, con las que inundan el mundo diariamente, en este último caso a través de la televisión por cable, la radio, la Internet y sus redes sociales, que ahora también llegan en tiempo real a través de los celulares de última generación.

Pues bien, aquí vamos al otro punto. Esta estrategia capital-imperialista contra al revolución bolivariana, si en algún ítems hace denodados esfuerzos, éste no es otro que convencer a nuestra juventud de que en Venezuela hoy no hay libertad ni siquiera para escoger ni los cantantes, ni la música de su preferencia.

Afortunadamente, varios articulistas nuestros han tratado en estos días de hacer entender cuál fue la real intención del alcalde Jorge Rodríguez cuando incluyó a Chino y Nacho, aun y sus preferencias políticas y su postura favorable a las guarimberos que asesinaron 43 personas entre febrero y mayo de este año.

Mejor aún, el presidente Maduró terció en la polémica y manifestó su acuerdo con la presentación de Chino y Nacho en el festival Suena Caracas, aunque les llamó la atención por haberse sumado, dijo seguramente dentro de su inconsciencia de jóvenes, a la campaña  desestabilizadora SOS Venezuela, orquestada por la CIA y sus acciones encubiertas, esta vez a través del ala mayamera, anticubana, antivenezolana y anti bolivariana que encabeza el matrimonio Stefan, de esa industria “cultural” capitalista global.

Vale recordar que fue esta misma ala la que años atrás le dijo al salsero Oscar de León que si no denostaba de la revolución cubana luego de recibido con grandes manifestaciones de cariño por el pueblo cubano -en visita que hizo a la tierra de Martí, y comparado incluso cono el Bárbaro del ritmo, Benny Moré-, no cantaría más nunca en el “prestigioso” Carnaval de la Calle Ocho, ni sus temas serían radiados más nunca  en las emisoras latinas de Florida.

Esta ala también es  la misma de los Juanes, de Colombia, de Miguel Bosé, de España, o del galán o diva mexicanos que no ven la fosas comunes de Álvaro Uribe, ni el reciente crimen de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa ordenado por el alcalde y la esposa de esa localidad mexicana, por lo que nunca harán una campaña de SOS por estas víctimas reales.

Estratagema imperialista

Un buen revolucionario debería entender, antes de dejar llevarse por su vísceras, que esa industria cultural es una de las herramientas que tienen las élites imperialistas para manipular consciencias -y mejor si es la de los jóvenes, que saben, es fácilmente moldeable- y cuando de ganarse a amplios sectores de un país en revolución en contra de esta, como es el nuestro hoy.

Es tan eficiente esta estratagema imperialista, que no debe extrañarnos ver a jóvenes que nada más ayer aplaudían las políticas a su favor tomadas por el gobierno bolivariano, de pronto sumados a una campaña en la que se tilda a éste de intolerante y fascista por no dejar que la juventud disfrute de sus cantantes y agrupaciones musicales preferidos, así estos no comulguen con las ideas bolivarianas.

Y ahora, a donde quiero llegar. Todo indica que desde hace ya bastante rato el imperialismo viene utilizando el mundo del “show Business” para su estrategia hegemónica, vendiéndole a la juventud del mundo, pero en especial a la de los países que asumieron soberanamente sus destinos político y económicos, que ese mundo de “traje y lentejuela”, sólo es posible mientras exista capitalismo.

Es por ello que me atrevo a creer  que lo que ha intentado Jorge Rodríguez con su gesto aparentemente ingenuo, de invitar a Chino y Nacho a subirse en la tarima en el Festival Suena Caracas, no es sino una gran operación de lo que algunos especialistas en comunicación  de masas llama “némesis”, consistente en trastocar  una simbología, en este caso la del “show bussines”,  instalada  en el imaginario colectivo por la industria cultural capitalista, en particular el de los jóvenes.

Si como revolucionarios sabemos que la juventud es la etapa de la vida en la que se abrazan, más que con la razón,  con  pasión, las causas, y que la estrategia imperialista y sus acciones encubiertas, como la de SOS Venezuela, están dirigidas, con base a esa premisa bien manipulada en el plano psicosocial, a ganarse a la juventud para que defienda la causa del capitalismo, incluso incitándolos a ir a la guerra, que es decir en al caso de Venezuela: a la guarimba criminal; por qué entonce no intentar de manera creativa arrebatarle esa arma de promoción de la intolerancia, en vez de caer ciegamente en ella como al parecer hemos caído muchos en estos días.

En fin, por qué no intentar sustituir en el imaginario colectivo juvenil ese “show Business”  para la intolerancia y la guerra entre ciudadanos de un mismo país, como fue el de SOS Venezuela -sin duda creado en los laboratorios de la CIA -, y otros que seguramente vendrán, por un espectáculo del Canto Necesario, como diría el panita Alí, para la paz y el encuentro  permanente, y con respeto, de todas y todos los venezolanos.

En fin, como revolucionarios es hora de que entendamos que el imperialismo norteamericano y europeo quieren nuestra riqueza petrolera, y que harán todo lo que sea necesario para que nos dividamos y nos matemos entre venezolanos, como recientemente lo han hecho en Libia y en Siria por la misma razón.

Entonces, creo que es nuestro deber también como revolucionarios tratar de impedirlo con la mayor creatividad posible, y que eso es lo que ha intentado el camarada Jorge Rodríguez y quienes le acompañaron en esta iniciativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 20 noviembre, 2014 por en Contrainjerencia, Desestabilización política, Manipulación mediática, Opinión, Venezuela.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Eco Popular y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.581 seguidores

noviembre 2014
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categorías

Eco Temas

Agencia de Noticias Argentina Digital

Todas las noticias actualizadas en http://www.anadig.org/
A %d blogueros les gusta esto: