ecopopular

Una expresión de medios alternativos y comunitarios

Dos años de su siembra, seguimos en deuda con el legado organizativo de Chávez

El presidente Hugo Chávez durante su último consejo deminsitros el 20 de octubre de 2012, conocido como "Golpe de timón".

El presidente Hugo Chávez durante su último consejo de ministros el 20 de octubre de 2012, conocido como “Golpe de timón”.

Por Carlos Machado Villanueva

05/03/2015

Han transcurrido 24 meses desde la desaparición física que no espiritual del Comandante Hugo Chávez Frías, por lo que cabe hacer un balance de hasta dónde hemos sido fiel a su legado, en particular el que tiene que ver con lo que pudiésemos catalogar del sistema neuronal de la revolución y que no es otra cosa que la organización revolucionaria.

Chávez insistió  hasta el cansancio al respecto y dejo suficiente palabra escrita acerca de este tema clave para la continuidad de la revolución bolivariana. Su últimas palabras, luego recogidas en un folleto titulado “Golpe de timón”, fueron un aldabonazo, y más que ello un llamado vehemente. Como no iba a ser  así, viniendo éstas de quien fue un brillante organizador.

Nada más hay que imaginarse lo difícil que debió haber sido organizar su partido revolucionario, el MBR-200, cuando por todos lados lo acosaban las dificultades y obstáculos de todo tipo y au así no se arredró y coronó con qué éxito su febril empeño de revolucionario bolivariano que, seguramente, ya había hecho síntesis en el seno del ejército mismo de los aportes que sobre la organización revolucionaria, y mucho antes que él, legaron hombres como Lenin y Mao Tse Tung entre otros.

Tanta claridad tenía Chávez sobre lo clave de la organización revolucionaria que una vez llega a gobierno en diciembre de 1998 no vacila en darle impulso a lo que pudiese ser calificada como la primera estructura organizativa de base del futuro partido revolucionario bolivariano con el que éste soñaba: los círculos bolivarianos.

Pero no menos claridad tenía la derecha interna del peligro que la consolidación de esta estructura para el definitivo y más acelerado fin de su dominación de clases explotadoras, por lo que  no vaciló en desatar una campaña mediática  de satanización que dio un disparo mortal a este prístino intento organizativo de la base chavista.

Luego vendrían los batallones como una estructura organizativa de transición entre el desaparecido MVR y el naciente Psuv, que a su vez dio paso a las patrullas y que aún hoy con nuevos apellidos adicionados como es el de  “patrullas de vanguardia”, deberían constituir como organismos de base del partido revolucionario, no sólo el oxígeno sino hoy más  urgente que nunca, el sistema, la red, neuronal de la organización revolucionaria, sin la cual esta podrá respirar, pero no podrá actuar revolucionariamente, más aún, cuando la coyuntura lo exija, como es el caso hoy.

El pasado 28 de febrero durante la marcha antiimperialista que recorrió Caracas, un marchista al avanzar por el nivel superior de la avenida Libertador, ahora jalonada de edificios de la Gran Misión Vivienda, señalaba hacia uno de éstos y en tono de “parodia” decía:  “Miren cómo vibra de antiimperialismo ese edificio”, tratando de llamar la atención de cómo apenas dos o tres banderitas rojas eran agitadas en apoyo a los marchistas, situación que dramáticamente se repetía en el resto de estos condominios populares.

“Otro gallo cantaría si  en esos edificios existiera una verdadera célula de verdaderos revolucionarios chavistas”, se oyó decir a otro marchista.

Muchos serían pues  los ejemplos de que algo no está funcionando en este momento en lo que tiene que ver con la organización revolucionaria de base, es decir con el accionar celular.

Baste con hacer referencia de algún  un municipio desgobernado hoy en todos los sentidos por la derecha amarilla, y donde conseguir en cualquiera de sus barrios un organismo de base revolucionario, una célula chavista pues, al frente de las luchas del pueblo contra ese desgobierno derechista, es sencillamente casi que imposible.

Preguntémonos entonces, cuánto hemos hecho en estos 2 años para cumplir con el legado organizativo del Comandante Hugo Chávez.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 5 marzo, 2015 por en Debate de ideas, El legado de Chávez, Opinión, Venezuela.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Eco Popular y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.620 seguidores

marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

Eco Temas

Agencia de Noticias Argentina Digital

Todas las noticias actualizadas en http://www.anadig.org/
A %d blogueros les gusta esto: