ecopopular

Una expresión de medios alternativos y comunitarios

Venezuela: paramilitarismo y contra en construcción

135043_115723_1

Por Dario Azzellini

Tomado de Azzellini, Dario. 2009. El negocio de la guerra. Nuevos mercenarios y terrorismo de Estado. Caracas: Monte Àvila Editores.

El proceso bolivariano en Venezuela está en la mira de EEUU, no solo por la gran riqueza de recursos del país (principalmente petroleo, pero tambien gas, agua, aluminio, hierro, oro, biodiversidad y otros más) si no tambien por el papel central que tiene en la integración continental que se está dando y las posibilidades de cambios fundamentales que la política internacional venezolana abre tambien para otros países. No cabe duda que EEUU está dispuesto a tumbar el el proceso bolivariano con cualquier medio. Y como se ha visto en el pasado eso significa que tambien entra la opción militar. Aunque a causa de la situación política del continente, la guerra en Iraq y las caracteristicas del territorio venezolano como tambien el apoyo popular que tiene el proceso bolivariano hacen improbable una intervención militar directa a mediano plazo. Sin embargo esa no es ni necsaria. Hay otras estrategias. Entre ellas el intento de provocar una reacción a las frecuentes incursiones colombianas a Venezuela y causar una justificación para apoyar a Colombia en una guerra en contra de Venezuela. O, la opción mas prometente, construir una fuerza contrarevolucionaria parecida a la Contra en los años 80 en Nicaragua, a partir del paramilitarismo. Esta maniobra se lleva a cabo con la complicidad y el apoyo de instituciones gubernamentales colombianas.

Eso no significa que no sean aplicadas todas las demás estrategias posibles para debilitar el proceso bolivariano, desde el desabastecimiento intencional, pasando por la compra de funcionarios, apoyo a la oposición etc. Aquí sin embargo se trataran los dos vertientes de la privatización de la guerra: El paramilitarismo y las compañias militares y de seguridad privadas (CMP y CSP).

En Venezuela operan varias CSP y CMP. Respecto a las compañias de seguridad privada en los últimos años se ha dado la participación de contratistas de seguridad en acciones de sabotaje dontra PDVSA y en otros contextos desestabilizadores. Las actividades de CMP en Venezuela a su vez se podrían describir como guerra tecnológica, como el caso de INTESA (Informática, Negocios y Tecnología, S.A.) durante el golpe petrolero de 2002/2003.

En el caso del paramilitarismo colombiano se puede observar una presencia fuerte en Venezuela, especialmente en las regiones fronterizas con Colombia. En el Táchira, Apure, Barinas y el Zulia el paramilitarismo colombiano y el narcotrafico (que muchas veces coinciden) tienen grandes intereses económicos y cuentan con la colaboración de alcaldes de oposición como bolivarianos, los paramilitares manejan el narcotráfico, cobran vacunas a los comerciantes, controlan el contrabando de gasolina y alimentos hacia Colombia y cuentan en algunos casos con la colaboración de efectivos de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y de la Guardia Nacional (GN). Tienen presencia en casi todo el territorio nacional con una fuerte tendencia a aumento especialmente en Sucre, Delta Amacuro, Amazonas y Caracas. Se dedican además a la extorsión, el secuestro y lavado de dinero. Son apoyados por los ganaderos y ejercen intimidaciones; cumplen asesinatos selectivos de campesinos y cuadros revolucionarios. En Caracas empezaron a penetrar los barrios y a regalar o vender a muy bajo precio cocaina a grupos de pequeños criminales para establecer buenos contactos y buscan incidir en sectores vulnerables de la población Venezolana a través de grupos de colombianos que financian y protegen en parte a fracciones de la economía informal específicamente en sectores de los buhoneros y empresas de Taxis con el fin de construir un aparato de inteligencia hacia lo interno de la sociedad Venezolana.1 Al mismo tiempo van suplantando a la delincuencia criolla en actividades como el préstamo usurario, el narcotráfico, la trata de personas, y el juego ilegal.2

El 25 de junio 2008, Miguel Angel Durán y Julio César Durán, miembros de la directiva del Frente de Extrabajadores de Coca-Cola del Estado Portuguesa, y un niño de 10 años, que los acompañaba, fueron asesinados brutalmente con diez tiros en el carro en el cual circulaban. Los asesinos se acercaron con otro carro. El Frente de Extrabajadores mantiene desde hace años un conflicto laboral con la empresa. Aunque no se logró aclarar el asesinato, sindicalistas temen que Coca-Cola Venezuela pudiese haber pasado a la misma actuación que Coca-Cola Colombia, donde sus filiales mantienen una estrecha relación con paramilitares, que asesinaron a varios sindicalistas, preferiblemente en medio de conflictos laborales.3

El paramilitarismo no es un fenómeno solo militar o criminal y como tal no se puede combatir solamente con Éjercito y policía, aunque esa lucha sea un compenente absolutamente necesario. El paramilitarismo tambien es un fenómeno económico, social y cultural, que transporta e impone valores, copa espacios sociales, da trabajo y se manifiesta en todos los contextos sociales imaginables.

Tratandose de un fenómeno recién y poco estudiado en Venezuela parece importante avanzar algunas hipótesis sobre su estrategias y desenvolvimiento.

La estrategia de la Contra

La estrategía de la Contra no mira hacia una victoria militar, si no más bien a una guerra de desgaste golpeando y saboteando infraestrctura, producción y todo lo que pueda dar la idea de otra vida más allá de la lógica capitalista. Así como en la guerra de la Contra financiada por EEUU en contra de Nicaragua sandinista la Contra evita enfrentamientos directos con fuerzas militares regulares, y ataca la base de los procesos de transformación y obstaculiza los cambios. En Nicaragua la estrategia fue exitosa, el país fue aruinado, puesto en la pared a causa de los gastos militares y humanos necesarios para repeler los ataques contrarevolucionarios. Y mientras los recursos para mantener servicios sociales y seguir adelante con la transformación de la sociedad fueron pulverizados por la guerra, EEUU llevó al pueblo de Nicaragua a eligir entre proyecto sandinista/socialista y guerra por un lado o capitalismo y paz por el otro. Sin embargo Venezuela no es Nicaragua, y tiene mucho más recursos. Además en Venezuela todavía no se logró algo necesario para crear condiciones de guerra interna: poner pobres en contra de pobres. Historicamente las clases medias y altas aunque estén opuestas a un proyecto de cambio social y dispuestos a financiar cualquier intento de revertirlo, no arriesgan su vida y sus pertenencia combatiendo ellos mismos. Ese papel lo tienen que asumir los pobres.

Así el paramilitarismo en Venezuela no corresponde a un simple fenómeno criminal, como ha sido presentado por la mayoría de los medios y como sigue siendo entendido por muchos en Venezuela. Así que hay que identificar la estrategia del paramilitarismo y no verlo como un acumulado de muchos hechos aislados.

El senador colombiano Gustavo Petro declaró en febrero del 2003: Los asesinatos y el horror en Venezuela son los paramilitares que están controlando la frontera colombo-venezolana y penetran cada vez más profundamente en ese país. (…) La táctica paramilitar es aglutinar fuerzas, concentrar hombres y recursos para hacer la guerra del terror cuando un extremo poderoso de la oposición y empresarios venezolanos les de la orden de hacer la guerra adentro de Venezuela al estilo de la Contra nicaragüense.4

En mayo 2006 el Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ) denunció publicamente que la penetración paramilitar en la frontera, en los demás Estados y la Capital de la Republica, es parte activa de los planes que contra la Revolución Bolivariana y su pueblo, dirige y ejecuta el Imperio Norteamericano, por intermedio de su gobierno, el Comando Sur y de los sectores ultrareacionarios de Colombia (AUC) y Venezuela. La cual busca generar una zona de control o cabecera de playa en el eje fronterizo que va desde los Estados Zulia, Táchira, Barinas, Apure y Amazonas en una primera fase.

Vemos entonces cuales serían desde el punto de vista estratégico las zonas de Venezuela importantes para una guerra contrarevolucionaria. Por un lado la cordillera de los Andes, que representa un corredor para mover armas y combatientes5 (y drogas) desde Colombia hacia la zona más habitada de Venezuela y con la concentración de gran parte de la industria de producción de bienes. Apartando geográficamente además la zona petrolera del Zulia y teniendo acceso amplio a los Llanos. Desde allí con mercenarios colombianos desmovilizados de la AUC, sostendrían acciones permanentes de sabotaje a instalaciones estratégicas como: campos y refinerías petroleras; oleoductos, represas, puentes entre otros; así como también asesinatos contra dirigentes del movimiento popular; generando con esto, una imagen de desestabilización e ingobernabilidad hacia el mundo, dejando ver la supuesta existencia de una resistencia armada al régimen lo que podría legitimar una fuerza de intervención en nombre de la pacificación y la seguridad regional.6

La otra zona estratégica es el Delta Amacuro. Por sus carácteristicas geográficas es ideal para el actuar de una Contra (y es de hecho muy parecido a la Costa Atlántica de Nicaragua). No es facil penetrar militarmente con un ejército convencional el Delta, se tiene conexión rápida con Trinidad y Tobago para abastecimiento desde el exterior, y por las vías fluviales hay acceso a la segunda zona industrial importante de Venezuela, las industrías básicas de Bolívar. En caso de guerra las fuerzas militares venezolanas estarian obligadas a un despliegue territorial en dos zonas muy distantes, mientras al mismo tiempo no podrían tampoco descuidar la frontera sur con Colombia.

Transportistas y taxistas

Una estrategia de penetración con un transfondo claramente contrarevolucionario que puede ser observada, es la de asumir el control de empresas de transporte y taxis, como está pasando en varias partes del país. Al mismo tiempo se observa un aumento de asesinatos y ataques a transportistas y taxistas al lo largo del territorio nacional, se trata de alzarlos en contra del gobierno. La derecha logró en parte su objetivo, a partir de la segunda mitad del 2007 aumentan las protestas en el sectos del transporte de Merida hasta Caracas. En ese contexto es importante notar que los taxistas y transportistas son un sector estratégico por dos motivos:

a) pueden paralizar un país y ser una pieza contrarevolucionaria central. El golpe de Chile se hizo a raíz de involucrar los sindicatos transportistas. Si el golpe petrolero en Venezuela no fué exitoso, una de las causas centrales fue que los transportistas no estaban con los golpistas.

b) Los taxistas y transportistas forman la base de cualquier red de inteligencia: Están todo el día en camino, ven y escuchan todo, nadie les hace caso y tienen radio para comunicarse. No a caso despues de la revolución sandinista en el 1979 los sandinistas fundaron cooperativas de taxistas; la primera cooperativa que el EZLN construyó afuera de sus comunidades fue de transporte; y el Plan Colombia empezó con que el gobierno financió centenares de empresas y cooperativas de taxistas en el Putumayo y en las ciudades. Tambien en Venezuela anteriormente era muy común que a los jubilados de la Guardia Nacional se les daba un taxi para que formaran parte de la red de inteligencia.

En Venezuela el paramilitarismo está siguiendo esa estrategia: Según informantes locales en San Cristobal gran parte de los taxis están bajo control paramilitar. Según información del FNCEZ el 80% de los taxistas en Barinas pertenecen a una red de inteligencia paramilitar. Algunos de cooperativas, otros son individuales que tienen carros con vidrios ahumados. En Caracas tambien están penetrando el sector de transporte. Copan lineas y choferes de busetas y forman cooperativas de taxis.

Voceros de consejos comunales reportaron en mayo de 2008 reuniones de lo que denominan mafia de los autobusetes con dirigentes de Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo en Maracaibo y Barquisimeto. Trabajadores del transporte denunciaron que varias empresas transportistas estarían involucradas en coordinación con la oposición en preparativos para un paro nacional en el marco de un plan desestabilizador contra el gobierno. Según una alerta que lanzó el mismo presidente Chávez a finales de mayo 2008 muchas de las mafias de transporte tienen nexos estrechos o pertenecen a sectores empresariales que tuvieron un papel activo en el golpe del 2002. Los transportistas estarían participando en la preparación de un plan desestabilizador que combine desabastecimientos, acciones en la calles y una eventual participación de sectores militares para tumbar el gobierno.7

Paramilitarismo en Venezuela: Antecedentes, Acciones y contactos internacionales

La primera vez que se verifica oficialmente la presencia de paramilitares colombianos operando en Venezuela es en diciembre 1997. Siete paramilitares son detenidos en Apure bajo la sospecha de participación en secuestros. Se les encuentran armas de guerra, mapas detalladas de la zona y una lista de colaboradores ganaderos y terratenientes. Los capturados declararon haber sido contratados por el General Enrique Medina Gómez de la GN venezolana. Recibieron 75 millones de pesos para llevar a cabo acciones en Venezuela. Una semana despues los paramilitares fueron liberados por orden del mismo general y hasta recibieron salvaconductos firmados por el.8 En el 2002 Medina Gómez participó en el golpe de Estado y las actividades de la ultraderecha golpista en Plaza Altamira.

Carlos Castaño declaró en 1997 haberse reunido con 140 empresarios, ganaderos y terratienientes de Barinas, Táchira y Zulia en vista de construir una estrucutra paramilitar en esos Estados.9

El 15 de julio de 2000 una grupo de una docena de personas fuertemente armadas secuestraron en Carabobo al empresario Richard Boulton. Investigaciones llevaron a diversos allanamientos y detenciones de paramilitares colombianos en San Cristóbal, Maracay y Valencia. Sin embargo Richard Bulton no fue liberado hasta el 15 de julio de 2002 por mediación de Carlos Castaño, quien aclaró que los secuestradores pertenecían a una supuesta facción disidente de las AUC. Obviamente eso no se pudo confirmar, así que tambien podría haber sido una maniobra de las AUC para evitar ser conectados directamente con el secuestro que provocó interés internacional.

El 26 junio de 2002 varios medios difundieron un video el cual unas supuestas Autodefensas Unidas de Venezuela declararon operar en Táchira, Apure y Zulia. Un Comandante Antonio dijó que reunían 2.200 hombres armados, declaró al presidente Hugo Chávez como objetivo militar y anunció que iban a cambiar el panorama político de Venezuela.

Unos días despues Carlos Castaño admitó: Tenemos gente dictando instrucción en territorio venezolano. Mantenemos comunicación. Es un proceso en gestación.10

Sin embargo en el 2003 las AUC desarrollaron varias incursiones militares y ataques a territorio venezolano desde Colombia. El 19 de marzo aproximadamente 500 paramilitares cruzaron el límite fronterizo natural Río de Oro (Sierra de Perijá, Zulia) con uniformes nuevos, armas de guerra y equipos de comunicación modernos. Asaltaron y saquearon al pueblito venezolano La Escuelita, portando insignas de las tropas colombianas de contrainsurgenica, del ELN y la GN venezolana. Abrieron fuego contra helicópteros militares venezolanos para evitar el desembarque de tropas. Un bombardeo de la aviación venezolana les causó unas 40 bajas y huyeron a territorio colombiano llevandose los muertos. El 28 y el 30 del mismo mes atacaron otra vez en la misma zona a Río de Oro. Luego se retiraron otra vez al lado colombiano a causa de bombardeos y patrullajes de la Fuerza Armada de Venezuela. En los tres ataques asesinaron a mínimo nueve indígenas, quemaron y saquearon un puesto de salud de emergencia, el exependio de medicinas, una cooperativa de alimentos y una videosala; masacrarron los animales domésticos de la población campesia indígena y les robaron sus barcas a motor que usan para trabajar y moverse en la zona. Hay indicios de que en los ataques hubo un apoyo de parte de estrucutras del Èjercito colombiano.11 El 4 de septiembre el éjercito venezolano fue atacado por paramilitares colombianos en el municipio de Ayacucho (Táchira), seis kilometros de la frontera. El 5 de septiembre muerieron tres paramilitares colombianos y un soldado venezolano quedó gravemente herido en un enfrentamiento en la zona fronteriza de Táchira.12

Despues del 2003 siguieron enfrentamientos esporadicos, sin embargo ya no de esa magnitud y no como consecuencia de operaciones ofensivas de las AUC en contra del éjercito venezolano. La estrategia se concentró más bien en construir y consolidar estructuras paramilitares el interior de Venezuela sin llamar demasiado la atención.

Un personaje importante en las tramas contrarevolucionarias y nexos con las AUC fue el ex General de la GN Felipe Rodríguez, alias El Cuervo. Rodríguez tuvo un rol central en el golpe del 2002, luego fue jefe de seguridad de Plaza Francia en Altamira (Caracas) durante la ocupación de la misma por militares y ex militares golpistas. Luego fue prófugo de la justicia, que lo buscaba como partecipe del golpe y presunto autor de unos atentados explosivos contra las Embajadas de Colombia y España en el 2003. Según informaciones de inteligencia a principios de marzo 2004 logró huir despues de una havaría con un helicóptero en el departamento colombiano Cesár. El helicóptero pertenecía a las AUC y Rodríguez se había reunido con el entonces jefe militar de las AUC, Salvatore Mancuso, para acordar la compra de armas y entrenamiento para ataques terroristas en Venezuela.13 Rodríguez fue capturado, fuertemente armado, el 5 de febrero 2005 en Caracas y fue condenado en abril de 2008 a 10 años y 6 meses de reclusión, por su participación en los atentados contra las Embajadas.

Los contrarevolucionarios venezolanos tambien tienen lazos estrechos con el sector terrorista cubano de EEEUU, donde hasta tienen la posibilidad de entrenar tranquilamente su lucha terrorista. El Wall Street Journal en su editorial del 29 de enero 2003 rinde cuenta de unos campos de entrenamiento terrorista en Florida. Según el periodico allí entrenaba una alianza paramilitar compuesta por la Junta Patriotica de Venezuela (JPV), liderada por el ex capitán de la GN Luis Eduardo García y los Comandos F-4 del cubano Rodolfo Frómeta. El nombre JPV fue escogido en clara alusión a la Junta Patriotica de Cuba, un grupo de cubanos exilados de extrema derecha con sede en Caracas, que durante el golpe del 2002 había participado a los ataques a la Embajada cubana. García, que tambien había participado al golpe del 2002, admitió de haber entrenado 50 miembros de los Comandos F-4. Los dos grupos, según el, combinan sus experiencias militares e intercambian informaciones de inteligencia. Nos preparamos para una guerra, así García. No cabe duda en contra de quien se dirige esa guerra. En un acuerdo firmado en el 2002 para formar una Alianza Cívico-Militar latinoamericana entre la JPV y los F-4 se anunció la resistencia en contra de los nuevos regimenes comunistas en America Latina, indicando a Brasil, Cuba y Venezuela.14 Las peticiones del gobierno venezolano al gobierno de Washington se quedaron sin responder. Solo el entonces Embajador de EEUU en Venezuela, Charles S. Shapiro, declaró el 30 de septiembre que se estaba investigando el asunto y si había que acusar a alguien, el gobierno de EEUU supiera que hacer y añadió sin darle mucha importancia: Algunos venezolanos han recibido formación militar en EEUU.

El caso más espectacular de infiltración paramilitar hasta la fecha fue la detención de casi 130 paramilitares colombianos en la finca Daktari en Baruta, cerca de Caracas, mayo 2004. Las investigaciones de la Disip (Seguridad de Estado) averiguaron la participación de numerosos militares. Según un agente de la Disip inflitrado a un encuentro en el Country Club de Caracas el 23 de abril 2004, al cual asistieron unos diez militares y Zingg, se comentó que cualquier acción en Miraflores que no terminaría con la muerte de Chávez sería de considerar un fracaso. En el mismo encuentro se habló tambinen de ejecutar atentados contra dos coroneles chavistas de la GN por su liderazgo, contra unos objetivos gubernamentales y grupos revolucionarios del 23 de Enero. Tambien se habló de golpe usando la Policía Metropolitana y sectores del Ejército. Un coronel de la aviación propuso bombardear con un F-16 Aló Presidente y frente a objeciones de algunos presentes en respecto a las víctimas civiles el coronel dijo que esa era parte del sacrificio que había que hacer para sacar a Chávez de poder. El despegue del F-16 iba a dar de todas maneras la señal para el inicio de la ejecución de los planes. Los paramilitares vestidos con uniformes del éjercito venezolan- iban a bloquear el comando móvil de la Guardia Nacional y atacar al Palacio de Miraflores. Los comandantes paramilitares colombianos recibieron 2 millones de dolares para desarrollar la operación.15

La finca donde se encontraro los paramilitares pertenecía a Roberto Alonso, un exiliado cubano hoy prófugo en Florida, y los paramilitares tenían uniformes de las Fuerzas Armadas de Venezuela. Entre los detenidos estaba tambien el jefe del grupo, José Ernesto Ayala Amado, alias Comandante Lucas, del Bloque Norte de Santander de las AUC. Según sus declaraciones había entrado al país a mediados de abril siguiendo las instrucciones del empresario venezolano Gustavo Zingg Machado (anteriormente Gustavo Quintero Machado), Alonso, y un militar. Lucas al momento de la detención tenía un chaleco militar y una pistola, que en un primer momento no quizo entregar porqué supuestamente todo se iba a resolver con una llamada. En medio de la detención intentó llamar a Zingg en su celular, despues de que ya habían hablado ya 73 veces por telefono durante ese día. Zingg a su vez hablo 31 veces con el animador televisivo Orlando Urdaneta. Lucas declaró sobre la participación de políticos de oposición del Zulia, federaciones de ganaderos, la ONIDEX de San Antonio del Táchira (que le dió un permiso colectivo y les puso hasta escoltas para llegar hasta Caracas, un efenctivo de la Guardia Nacional. Según sus declaraciones los paramilitares habían sido entrenados en el uso de fusiles FAL por policías venezolanos y planificaban un asalto para robar una gran cantidad de esos fusiles usados por el Éjercito de Venezuela. En el jucio se averiguó que algunos de los colombianos no eran paramilitares y habían sido llevados a Venezuela bajo engaño. Además de los ya nombrados según la Disip estubieron involucrados tambien Pedro Carmona Estanga, ex dirigente empresarial y golpista autoprocalamado presidente en abril 2002, María Luisa de Choissone, directora ejecutiva del Bloque de Prensa Venezolana, Liliana Hernández, diputada de Primero Justicia y Rafael Marín, ex secretario general de AD, Ovidio Poggioli, ex director del Aeropuerto internacional Simón Bolívar.

Contrabando

Un gran negocio de los paramilitares colombianos en la zona fronteriza es desde hace muchos años el contrabando de gasolina de Venezuela hacia Colombia, donde la gasolina cuesta alrededor de 30 veces más. El contrabando está en gran parte bajo control paramilitar, que tambien la usan para la producción de cocaina. Por razones obvias debe haber una colaboración de parte de elementos de la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas de Venezuela. De otra manera no se explican las grandes cantidades que pasan inobservadas por la frontera. Lo mismo vale para el contrabando de alimentos, otro negocio rentable en manos de los paramilitares. A finales del 2007 se podía observar en todas las tiendas de la Costa Atlántica de Colombia mayoritariamente alimentos venezolanos de contrabando. En algunos de esos rubros se daban al mismo tiempo situaciones de escacez en Venezuela, o mejor dicho situaciones de fuerte especulación, dado que aunque productos como leche o azucar no se encontraban temporalmente al precio regulado por el estado, en el mercado illegal siempre había todos lo productos, obviamente con un sobreprecio enorme.

En muchas zonas fronterizas es común que algunos efectivos de la Guardia Nacional o del Èjercito que están en las estaciones de servicio para controlar la venta de gasolina permitan llenar tambien tambores cobrando un sobreprecio. Según informaciones de la población local en varias zonas fronterizas son tambien efectivos de la GN que dan el libre tránsito a los contrabandistas, para que no sea tan obvio eso se limíta a ciertos días y horas.16 Esa es tambien una de las razones por las cuales hubo fuertes resistencias de diferentes sectores a que los consejos comunales o comunidades organizadas asuman la venta de gasolina.

Un teneniente del Ejército, que estubo trabajando en el Teatro de Operaciones 1 (la zona donde se juntan Barinas, Apura y el Táchira) me comentó que en muchos casos los efectivos del ejército que tenían un trabajo efectivo y presentaban resultados, eran tranferidos a otro lugar por sus superiores. A el mismo le había pasado. Despues de haber averiguado unas rutas de contrabando de gasolina con el equipo del cual estaba a cargo, y haber decomisionado 12.000 litros de gasolina, fue premiado siendo transferido a Caracas. Eso aunque el quizo seguir con su trabajo en la zona, porqué ya había adquirido conocimiento de las estrucutras de contrabando.

Situación carcelaria

Las carceles venezolanas están llenas de paramilitares, sin embargo la mayoría de ellos no están presos como paramilitares si no por diferentes crimenes. Que no sean clasificados como paramilitares tiene consecuencias para el trato que reciben, o mejor dicho el trato no difiere del trato que reciben otros internados, lo que facilita la actuación de los paramilitares en las carceles (imponer su control sobre parte de la población carcelaria, reclutar nuevos seguidores entre los presos comunes, controlar ciertos negocios en las carceles, muy probablemente -como en todo el mundo- con la colaboración de una parte del personal carcelario). Una repartición de sistemática de paramilitares, guerrilleros y presos comunes en diferentes areas de la carcel se da en la carcel de Santa Ana. La brutalización de los asesinatos internos podría ser una consecuencia de esa presencia paramilitar masiva en las carceles. Han llegado a ser comunes las mutilaciones de brazos, piernas, cabezas, y de cortar en pedacitos las victimas. Sin embargo tambien hay testimonios que sostienen que el fenómeno no es nuevo, que ya hace 15 años había asesinatos de ese tipo en las carceles venezolanas, y que el aumento no es relevante.

Penetración cultural

No hay que subestimar la penetración cultural, que prepara y abona el terreno para la penetración paramilitar. Así se observa que en gran parte de la zona fronterizas los puestos en la calle ofrecen y venden de manera masiva CDs con musica de paramilitares, los llamados corridos prohibidos: musica con letras que hace referencia positiva al paramilitarismo. Algunos buhoneros actuan tambien como red de inteligencia. Algo parecido pasa con el negocio de los DVDs quemados. Una actividad que los paramilitares le quitaron a otros colombianos y que hoy controlan en buena parte. Varias de las tiendas medio-clandestinas que venden CDs y DVDs quemados al mayor en el centro de Caracas están en manos de supuestos colaboradores de paramilitares, que a su vez se relacionan con los tambien presuntos colaboradores paramilitares que en la zona del Silencio compran oro roto y dan préstamos.

Visto que el negocio no tiene los margenes de ganancia de los otros negocios en los cuales operan los paramilitares, si no que el margen de ganancia es más bien mínimo, cuales podrían ser las explicaciones para la penetración paramilitar de ese negocio? Por un lado tambien red de inteligencia y por el otro la influencia cultural. En Caracas de mitad a finales del 2005 hubo una distribución notable de un video que muestra desde la perspectiva de los paramilitares como tomaron Medellín, en el 2007/2008, en medio de tensiones con Colombia y en el auge de las actividades de Chávez para la liberación de retenidos por las FARC, el único video sobre Colombia que se encontraba de manera masiva en los puestos de los buhoneros era un documental de Radio Caracol Noticias (una red mediatica colombiana de ultraderecha uribista) sobre Colombia y el supuesto conflicto en Colombia. Eso cuando en Venezuela están circulando docenas de documentales desde una perspectiva progresista sobre el tema.

Los asesinatos brutales en las carceles son filmados con celulares y circulan en los celulares de estudiantes, de adolescentes de las escuelas y los barrios. Junto a la cantidad de dvds brutalisimos, muchas veces con puras imagenes brutales (mutilaciones, asesinatos etc.) que venden en los puestos en la calle es una manera de acostumbrar la población a ciertos niveles de violencia. En Catia (Caracas) por ejemplo los videos están siendo mostrados en muchos puestos de venta de DVDs durante buena parte del día.

Tambien se fomenta una fuerte cultura de consumo entre los jovenes, creando la imagen de la importancia de bienes de lujo, motocicletas, celulares, carros, ropa de marca etc. presentando el involucramiento en el paramilitarismo como manera efectiva de tener acceso a las finanzas necesarias. El líder campesino Braulio Álvarez alerta: El sicariato hace una vida efectiva entre los jóvenes, cuyas edades oscilan entre 13 y 18 años. Eso significa enseñar a esos muchachos no solamente a matar, sino a descuartizar a personas vivas. Es algo realmente atroz.17

El corredor andino y el frente del este

Despues de una primera etapa de penetración paramilitar económica, compra de fincas como bases, contrabando de ganado, secuestros y extorsiones, el primer nexo visible de los paramilitares en Venezuela es con los terratenientes y ganaderos que usan a paramilitares colombianos como sicarios. La penetración masiva en Venezuela empieza con la supuesta desmovilización del paramilitarismo en Colombia a partir del 2003. Desde las zonas fronterizas se extiendió primero al corredor andino, hasta el momento el frente más desarrollado, donde hasta ha sido avisada la posible existencia de centros de apoyo logístico y de inteligencia para las actividades contrarevolucionarias en Venezuela, incluso con presencia de especialistas internacionales. En lógica militar despues del corredor se refuerza el centro: Miranda-Caracas. Y como último se empieza a perfilar el frente del este con el eje Sucre-Delta Amacuro-Bolívar.

En el campo es evidente que los terratenientes están detrás de la organización de actividades paramilitares para contrarrestar la lucha al latifundio y la distribución de tierras a la población indígena y campesina que ha sido despojada durante siglos. Desde la emanación de la primera ley de tierras a finales del 2001 hasta mayo del 2008 han sido recuperadas una 2,7 millones de hectáreas y más de 160.000 familias han empezado a trabajarlas. Eso desde el 2002 según los datos de los movimientos campesinos ha llevado al asesinato de aproximadamente 200 campesinos e indígenas. La mayoría de esos en el corredor que comprende Zulia, Barinas, Apure y Táchira, con concentración aún mayor en zonas estrategicas a los dos lados del corredor andino, como por egemplo. Sur del Lago.

La Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos (Fedenaga), rompió publicamente la Gaceta Oficial en la cual salió publicada la Ley de Tierras. José Luis Betancourt, el entonces presidente de Fedenaga, y otros representantes de la federación anunciaron que no iban a reconocer la ley. Mientras Betancourt amenazó al gobierno de armarse si la ley fuese aplicada, otros representantes de Fedenaga llamaron sus asociados a armarse.18 El móvil de estos crímenes, no hay duda, tiene que ver con el rescate de las tierras y la determinación del movimiento campesino de hacer productivas esas tierras.19

La puerta de entrada para los paramilitares, muchos de la rocafuerte paramilitar Cucutá, fue el Táchira. En San Cristobal cobran vacunas a los comercios y controlan directamente una parte cada vez más grande de estos. Supuestamente son hasta dueños de algunos centros comerciales recién construidos. En algunas carreteras rurales de la región incluso hay retenes paramilitares que les cobran a la gente que pasa por allí. En la zona norte del Estado Táchira, específicamente en el eje San Antonio, la Fría, Colon, Coloncito y en la costa oriental del Estado Zulia, Santa Barbara del Zulia (…) se vienen posicionando con una táctica de limpieza social (…); para ganar apoyo, le brindan seguridad al sector ganadero y comerciante afectado por el flagelo del secuestro y la extorsión, construyendo así sus bases sociales.20 Pero no solo eso, a finales del 2007 en Ureña y San Antonio, los paramilitares en algunos barrios (por ejemplo cerca del aeropuerto), estaban cobrando 5 Bolívares Fuertes por casa para limpieza social. La gente está generalmente hasta contenta que eliminen algunos criminales y establezcan seguridad, así que en algunas zonas existe un apoyo al paramilitarimso es sectores que se dejan influenciar por el discurso de limpieza social.

Como el paramilitarismo avanza siguiendo el corredor, de San Cristobal hacía Merida y Barinas, avanzan tambien las prácticas de los paramilitares. Según informaciones de un representante bolivariano electo de la zona en el municipio Sucre de Barinas han sido asesinados 10 taxistas y 58 personas por limpieza social en el lapso de dos años. En Barinas tambien se habla de capital paramilitar invertido en centros comerciales.

A finales de marzo 2008 la Policía del Táchira capturó cuatro presuntos paramilitares del frente Puerto Santander (Colombia) en La Fría, municipio García de Hevia. Los tres venezonalos y un colombiano estaban armados con una pistola calibre 4.5 Smith y una Glock nueve milímetros, esta última solicitada por el Cuerpo de investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) de Cumaná. Según la policía los capturados estaban preparando un secuestro. Además en ese contexto se estarían investigando tambien a otras personas posiblemente involucradas con extorsión, secuestro y delitos de paramilitarismo en la región.21 Sin embargo como la mayoría de los efectivos de los organos de seguridad vienen todavía de gobiernos anteriores en los cuales las prácticas corruptas era encubiertas, no sorprende que muchos tambien sigan con sus prácticas. Así que el FNCEZ denuncia: Los paramilitares en la frontera tienen como base logística un cartel de narcotraficantes con muchas ramificaciones que incluso llega a alcanzar hasta los mismos cuerpos de seguridad, e importantes grupos políticos, económicos y sociales de la vida Venezolana. Existen sectores del Cicpc (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas), de la GN y las policías de los Estados Táchira y Zulia que protege y encubre las acciones del Paramilitarismo; específicamente en el Estado Táchira por ejemplo, la cadena de sicariatos se eleva a más de 300 asesinados y los mismos siempre son presentados por la policía, como ajustes de cuentas y guerra entre bandas.22

La situación peor se encuentra en Zulia, donde según multiples denuncias y testigos buena parte del gobierno regional opositor tiene nexos estrechos con el paramilitarismo. En marzo 2008 el ex vicepresidente de la República y periodista, José Vicente Rangel, denunció “que existe una unidad élite en el estado Zulia que reubicó a paramilitares con protección de la gobernación de esa entidad”. Según sus informaciones frente a presión internacional que enfrentaba e gobierno de Colombia y su presidente Álvaro Uribe despues de haber atacado militarmente a territorio ecuatoriano, “se giraron instrucciones para que los grupos paramilitares en Venezuela se replegarán, y algunos operadores de la inteligencia colombiana regresaran a sus bases”. Los paramilitares que estaban operando en los estados Barinas, Apure y en zonas fronterizas del Táchira, fueron reubicados en el Zulia.23

El 24 de abril 2008 efectivos de la Fuerzas Armadas descubrieron cerca de Boca de Orope, en el municipio Catatumbo, en la Sierra de Perijá, estado Zulia, un campamiento de paramilitares colombianos en territorio venezolano a 500 metros de la frontera. Según información es de autoridades militares el campamento descubierto era usado para entrenar tropas irregulares de combate, ello en virtud de algunas evidencias halladas en el mismo, tales como barras de equilibrio, un túnel o conejera, rampas de ascenso y descenso y otros obstáculos, todos construidos con troncos y materiales rudimentarios, además de insignias con el nombre de las AUC.24 El campamiento tenía además dos dormitorios de bloques de cemento, tablas de madera y techos de palma, y una cocina artesanal de barro cocido. En un rastreo de los alrededores militares del Teatro de Operaciones número 2 incautaron casi 80 kilogramos de cocaína, 19 uniformes militares, un fusil, dos escopetas, municiones, explosivos, varios pares de botas de hule y militares, teléfonos celulares y equipos de campaña, entre otras cosas25. El campamiento fue destruido con explosivos por la Fuerza Armada el 28 de abril. En el campamiento, y en las cercanías detuvieron solamente a 4 paramilitares. Dos semanas más tarde Rangel denunció que 50 paramilitares que lograron escapar del campamiento descubierto estban bajo la protección de efectivos de la Policía Regional de Zulia. 26

En Machiques de Perijá desde el 2005 los hacendados formaron grupos paramilitares con colombianos y unos indígenas Yupka, que agreden a comunidades indígenas Yukpa para arrebatarles la tierra y la vida. El conflicto por la tierra se reanudó a partir de mediados de los años 70 cuando unos Yukpa bajaron de la Sierra de Perijá y reocuparon tierras de las cuales habían sido despojados por la familia de hacendados Vargas en los años 30. Así que como mandante de los asaltos a las comunidades ellas mismas indícan a Guillermo Vargas, de la hacienda Tizina. En el intento de asesinar a Sabino Romero Izarra, líder de la lucha por la tierra de los Yupka, grupos armados asaltaron entre otras la comunidad Chaktapa en febrero 2007, sacaron a disparos a la gente y quemaron sus casas. En abril 2008 Chaktapa fue otra vez asaltada. La denuncias a la Guardia Nacional y públicas según las comunidades no han resuelto nada. En muchas regiones rurales fronetrizas, y a veces ni tan fronterizas, la complicidad de efectivos de GN, ejercito o policías como tambien de jueces crea espacios en los cuales no rige la constitución bolivariana si no el paramilitarismo.

Según el testimonio de Rafael Urdaneta: En el Zulia los paramilitares colombianos han tomado el poder. Se mueven libremente en el Mercado “Las Pulgas” y en la zona “caliente” del comercio en “La Curva De Molina”. Desde estas base de operaciones se dan a la tarea de facilitarle dinero prestado a buhoneros y comerciantes, reclutan mujeres de servicio, conserjes, jardineros y buhoneros para entrenarlos en la “Industria del Secuestro”, tanto en la modalidad de “Express” (aplicable a toda clase de persona especialmente a los de las clases populares y medias) del cual recaban sumas que oscilan desde los 300. Bs. Fuertes hasta un millón bolívares fuertes por secuestrado de forma instantánea, como el “Secuestros Mayor” (aplicable a las clases “alta y media”) de las que recaban grandes sumas de dinero y cuyo tiempo de cautiverio es indefinido.

La tarea asignada a los “reclutas” es la de suministrar datos de sus “patrones” (dirección del trabajo, fotos, cuentas bancarias, actividades recreativas, colegios donde estudian los hijos, horarios de los miembros de la familia, que faciliten el secuestro.

Otra de las actividades de los “paracos” es controlar el tráfico de drogas en la región y sobre todo el lavado de dinero del narcotráfico, especialmente a través de las operaciones inmobiliarias (tienen predilección por la construcción de centros comerciales). Están controlando el robo de vehículos y el cobro de vacunas.27 Y Urdanetea confirma lo que es vox populi: En el Zulia gozan del apoyo de miembros de las federaciones de ganaderos y de la gobernación del Zulia.

Entre los grandes aliados del paramilitarismo en el Zulia está la poderosa familia Contreras Barboza, de la cual ya salió un gobernador del Estado (Carmelo Contreras Barboza, 1974-1975). Omar Contreras Barboza, hermano del ex gobernador y alto dirigente del ex partido de gobierno Acción Democrática, fue acusado por el sicario Orlando Peña Luzardo de haberlo contratado para encontrar el sicario que luego mató al Dr. Pedro Dorian. Orlando Peña, detenido por porte ilegal de armas y luego acusado del asesinato de Armando García el 19 de septiembre 2002, y acusado de más de otros 60 asesinatos y cinco desapariciones forzosas en Yaracuy, logró fugarse justo cuando había empezado a hablar sobre los autores intelectuales de los asesinatos, de los cuales ninguno se encuentra preso.28

La construcción del frente del este se perfila de manera más clara a partir del 2008. En Sucre hay bases de narcotráficantes desde hace mucho tiempo, es un puente tradicional para el envio de droga hacia el norte. A finales de octubre de 2003 en un pequeño pueblo costero de Sucre en un tiroteo con efectivos de la policía y la GN cayeron abatidos siete paramilitares colombianos. Otros más fueron capturados y deportados a Colombia en los siguientes días. Fue la primera vez que se confirma la presencia de paramilitares colombianos operando en una zona ajena a la línea fronteriza entre ambos países, en el extremo occidente de Venezuela.29

En ese tipo de negocios, más en zonas solitarias, normalmente se intenta no llamar demasiado la atención. Sin embargo según reportes durante los últimos años se da más presencia de personas con aspecto de paramilitar. Eso se explica solamente si el interés de los paramilitares va ya más allá del control del narcotráfico, lo que fundamena la hipótesis de la contrsucción de un frente del este. Según Luís Alfredo Marín, Presidente de la Comisión Permanente de Participación Ciudadana y Desarrollo Económico Regional del Consejo Legilativo del Estado Delta Amacuro, mínimo desde principios del 2006 se percibe una presencia paramilitar en el Delta Amacuro. Se observan movimientos sospechosos y lanchas rápidas con motores muy poderosos en las cuales se desplaza gente desconocida en la zona, lo cual no es muy frecuente. Y en Bolívar a partir del 2007 se empieza a notar presencia paramilitar en la zona minera y mitad del 2008 se empieza a ser evidente la cantidad de ataques y asesinatos a taxistas y transportistas.

Zona centro: Penetración paramilitar en Caracas

El jueves 14 de febrero 2008, como informó el mismo presidente Chávez, en Plaza Venezuela, en Caracas, fueron capturados varios supuestos paramilitares colombianos con panfletos en contra del gobierno, despues de haber colocado una bomba de bajo poder. Más allá de perpetrar atentados la penetración paramilitar busca infiltrar barrios y Consejos Comunales como tambien instituciones clave. Caracas como centro político-administrativo y barrios que con sus iniciativas tienen impacto a nivel nacional, está por supuesto en el centro de la atención paramilitar. La penetración paramilitar en la capital es ya bastante avanzada especialmente en los barrios (con mayor presencia en Petare, El Valle, Coche, y la zona de Cementerio). En ese contexto hay que preguntarse si el supuesto aumento de la violencia e inseguridad en los últimos años es casual o una estrategia paramilitar como elemento desestabilizador y al mismo tiempo para poder presentarse con más facilidad como fuerza de orden.

Los asesinatos de activistas de base en los barrios de Caracas y otras zonas del país han aumentado en forma preocupante como lo reportan muchas organizaciones populares y algunos autores. Sin embargo pasan desapercibidos a causa de su dimensión local. Tambien juegan un papel el desconocimiento y no entendimiento del fenómeno paramilitar y prejuicios clasistas sobre los barrios, que muchas veces ni en los mismos contextos y menos en los medios y las instituciones se identifiquen los asesinatos paramilitares como tales, si no que son atribuidos a la delincuencia común. Aunque el hecho de que esa golpee más a líderes sociales y activistas de base debería generar por lo menos alguna duda. Eso que la cuestión está ganando evidencia aunque no esplícita en los medios. Tan solo en la edición de Últimas Noticias del 28 de marzo de 2008 en la sección capitalina hubo dos noticas al respecto: En Petare fué sido asesinado un cuadro comunitario de un consejo comunal y en San Martín asesinaron a dos jovenes hijos de cuadros del consejo comunal. ¿Pura casualidad? Con frecuencia los asesinos están encapuchados, lo que presenta una modalidad nueva. Anteriormente asesinos de barrio no se tapaban la cara o de todas maneras mucha gente sabía quienes habían sido responsable de ciertos crímenes. Tambien se observa un aumento de asesinatos de limpieza social, dirigidos principalmente hacia indigentes.

Una estrategia, mínimo desde el 2005, fué de acercarse a los pequeños criminales de barrio y regalarles cocaina o vendersela a un precio muy debajo del precio de mercado para así establecer nexos. La misma estrategia había sido aplicada en Colombia. Despues de haber creado un nexo y haber hecho unos cuantos negocios favorables para los pequeños criminales, se les piden favores, como p.e. matar a ciertas personas. En varios barrios testigos comentan la aparencia de armas largas en manos de los criminales locales, inusual anteriormente.

El primero de mayo del 2008 aporrea.org publicó una denuncia de habitantes del bloque 5 de Las Lomas de Urdaneta, en Catia, Caracas. Los denunciantes recurren a la denuncia pública despues de no haber tenido éxito con denuncias a las autoridades y subrayan que no han tenido tampoco la posibilidad de confirmar sus sospechas, aunque están seguros de que por aquí hay paramilitares y que esa gente que allí se reúne es contraria al proceso. Dado que se trata de una de las pocas denuncias hechas públicas sobre como proceden concretamente los paramilitares en los barrios de Caracas, reporto casi la denuncia completa:

1. Hay unos tipos muy raros, de buen vestir, de automóviles lujosos, que se sonríen con todo el mundo y no son del sector y ya se han ganado la amistad de cualquier malandro y malandra de dicho bloque, y no sólo eso, hay un malandro que no tenía ni donde caerse muerto que ahora carga una moto nueva que ellos le regalaron.

2. Existe un Motorhome que de vez en cuando viene por allí mismo (con nevera y demás), se estaciona durante varios días y en ese tiempo se reúnen, entran y salen y el complot está a la vista. Los días viernes o sábados en la noche también se reúnen pero no sabemos si en algún apartamento del bloque 5 o en la Escuela Caracas que está al lado, pues lo que vemos es la cantidad de motorizados y personas que se movilizan durante la madrugada.

3. Hay una cantidad de motorizados cuyas motos al parecer ellos se las regalan como una forma de comprarlos y ponerlos de su lado, y nos tememos que estén siendo entrenados como paramilitares venezolanos.

4. Todas las noches hay tiroteos por todo el sector y las armas (hasta ametralladoras) se escuchan como si estuvieran enviándose mensajes de Propatria a Las Lomas y viceversa. También en los alrededores. Cuando esto pasa, como lo hacen a diestra y siniestra, la gente que viene por la carretera de Las Lomas corre grave peligro. Esto nos tiene muy preocupados.30

Aumentan reportes sobre infiltración paramilitar del comercio informal. Lo que responde a la estrategia de crear una red territorial fuerte de inteligencia. En ese contexto tambien de algunas empresas de transporte y de taxis bajo dominio paramilitar. En algunas zonas de Caracas (p.e. La Urbina, Las Mallas en Coche) según varios testimonios los paramilitares han infiltrado el comercio informal y los puestos de comida. Y tambien se observa más y más colombianos recién llegados que trabajan como vendedores de helado en la calle. Eso es sorprendente pues solía ser una actividad para personas con muy poco acceso al mercado laboral por diferentes razones. Así que anteriormente la gran mayoría era de Haití, Trinidad y Tobago, que dificilmente encuentran trabajo por la barrera de idioma y otras causas. Los colombianos generalmente suelen tener un mejor nivel de educación y se integran facilmente al mercado de trabajo venezolano.

Según informaciones de otras comunidades los paramilitares están infiltrando los Consejos Comunales. En varios casos eso está passando a través de la comisión de deportes. Lo que no sorprende visto que es donde más facil se puede evitar de hablar de política y además tienen acceso a los jovenes de la comunidad, que son los que les interesan como potenciales reclutas. En un caso en un barrio de Catia, una zona muy pobre, llegó un colombiano recién mudado a Venezuela (con cedula venezolana que demostró ser de una persona nacida en Venezuela, lo que en sí no es causa de creer que sea paramilitar, como la falsificación es bastante común) y a la semana empezó a dar regalos a todos los niños de la comunidad. Un tiempo despues pidió integrarse a la comisión de deportes. La comunidad en un principio no sospechó de nada, ni le pareció raro que alguien que vaya a vivir en una zona muy marginalizada tenga recursos para tantos regalos. Lo que aclara que importante es un trabajo de sensibilización en las comunidades. La gente emepzó a sospechar cuando el personaje, que recibía a menudo visítas de otros colombianos en carros lujosos con vidrios oscuros, emepezó a hablar mal del gobierno del Chávez insistiendo que la imagen sobre los paramilitares colombianos en Venezuela es falsa y que en Colombia hicieron un bien trabajo dandole seguridad a la gente.

De otros barrios en diferentes zonas, desde Petare hasta en una parte de la Candelaria, activistas de Consejos Comunales comentan que donde con el trabajo comunitario se logró reanimar calles, esquinas con una vida vecinal, a través de iniciativas del Consejos Comunal o trabajo comunitario, hay presión armada de pequeños criminales locales en contra de la organización comunitaria. Los informantes coincidieron en que eso les parece raro porqué eso no pasaba anteriormente, los pequeños criminales antes de meterse en serios problemas con la comunidad, preferían cambiar de esquina. Sin embargo los testigos en su mayoría no conectaron los hechos con el paramilitarismo, debido a que en la base falta casi por completo cualquier conocimiento sobre el modus operandi del paramilitarismo.

Impunidad y complicidad institucional

A lo largo de todo el capítulo se evidencia como un problema masivo la complicidad de parte del éjercito, GN, policía, instituciones gubernamentales, administración etc. Así Luís Britto García, frente a la proliferación del juego ilegal, pese a que en sitio abierto al público esté sancionado por el Código Penal, critica que los casinos, que son las grandes banderas de los destacamentos de ese enemigo, son hechos con la colaboración de autoridades que le permiten existir.31 En el campo el problema de la impunidad de facto es muy evidente. La justicia venezolana a nivel local en muchas zonas del país sigue estándo a servicio de los ricos y poderosos. Así que aunque haya denuncias y hasta testigos en relación a muchos de los los 200 asesinatos de campesinos, hay solo una culpable en la carcel. A nivel local muchas veces ni la policía ni la justicia se preocupan demasiado de resolver los asesinatos o perseguir los culpables. Y cuando no hay manera de evitar una condena los terratenientes reciben un trato privilegiado. Así ha sido en el caso de la terrateniente Sioly Torres en Sur del Lago (Zulia). El 14 de abril de 2004 acompañada por la policía local y nueve hombres armados, quizo desalojar la cooperativa Santa Elena de Arenales, a la cual le había tenido que ceder la mitad de las tierras que ella reclamaba como suyas sin tener los documentos apropriados. Cuando la policía se negó de efectuar el desalojo porqué los cooperativistas tenían carta agraria, Torres abrió fuego hacía los campesinos y asesinó a Jesús Antonio Guerrero López. Antes le había pedido a uno de sus acompañantes el arma con las palabras: dame una carabina que mataré a uno de esos cerdos La jueza sin embargo no vió ninguna intencionalidad en el asesinato y redujo la pena porqué Torres había actuado en afecto.32

Yo tengo la impresión de que hay como temor de actuar contra peces gordos y ciertos apellidos en Venezuela. por el procedimiento y la forma como ellos adquirieron los fundos y los hechos que se produjeron en esas áreas, no hay la menor duda de que ellos tienen conexión con el sicariato, explica Braulio Álvarez.33 Àlvarez denuncio la posible vinculación del gobernador opositor del Zulia, Manuel Rosales con la compra de tierras despues de presiones paramiliares y de sicarios. Rosales habría comprado durante los últimos años mínimo siete fundos, despues de que los dueños anteriores hayan sido presionados por grupos armados de dejar las tierras, lo que rebajó el precio de las mismas.34 Álvarez, que ya sufrió dos atentados de parte de sicarios de terratenientes, denuncia que solo en Zulia hay más de 1.500 campesinos imputados por luchar a favor de la repartición justa de las tierras que son propiedad del Estado venezolano que se encuentran en manos de latifundistas y terratenientes.

José Vicente Rangel denunció que el jefe del cartel del Norte del Valle, Wilber Varela, alias Jabón, asesinado en Mérida a principios de 2008, salía y entraba de Venezuela, desde el 2004, y contaba con la protección de funcionarios corruptos, como policías, guardias nacionales, investigadores y personal administrativo civil. Varela tenía grandes inversiones en Venezuela en centros comerciales, supermercados, fincas rurales y proyectos urbanísticos.35

En Venezuela la impunidad y la complicidad de instituciones es claramente un problema estructural y no política de Estado como en el caso de colombia, donde hasta paramilitares presos cuentan con el apoyo de las instituciones como se evidencia en el caso del narcotraficante y comandante del grupo paramilitar “Águilas Negras” Gerson Álvarez Dueñas, conocido tambien como “Comandante John”, “El Nono” o “El Paraco”. Dueñas, según informaciones de las autoridades venezolanas, tenía propiedades en San Carlos, capital de Cojedes, donde guardaba grandes cantidades de drogas antes de enviarlas a EEUU y Europa. Además con sus estructuras en Venezuela se dedicaba tambien al secuestro, la extorsión y el abigeato. Capturado en Venezuela el paramilitar fue entregado al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) colombiano el 14 de junio de 2007. Apenas unas tres semanas más tarde, el seis de julio, Dueñas se fugó de la carcel saliendo de la puerta principal con una orden de libertad condicional. Sin embargo su huida no se hizo pública hasta casi un año despues cuando el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (INPEC) hizo pública la fuga. Supestamente no se había notado antes la falta del narcotraficante.

INTESA y SAIC – Guerra tecnológica

La paralización casi total de las actividades de PdVSA en diciembre del 2002 tuvo una pieza central: El saboteo del software operativo, de la red informatica y la desaparición de las llaves de acceso a la misma. Todas las operaciones de PdVSA, en puertos, refinerías, extracción, etc. estaban hacia algún grado centralmente controlado desde Caracas por vía de red informatica. La empresa que administraba todo eso desde el 1999 era INTESA, subempresa de PdVSA. Aunque PdVSA había puesto todo el capital de la empresa y seguía pagando unos 80 millones de dolares al año por sus servicios, el socio mayoritario con un 60% era Science Applications International Corporation (SAIC) de EEUU. El artéfice de ese negocio, el entonces presidente de PdVSA Luis Giusti, luego se volvió consultor de George Bush en cuestiones petroleras. Roger Brown, director del departamento Iniciativas globales de petroleo y gas de la SAIC fue nombrado director de INTESA.36

La SAIC es una megaempresa de servicios de tecnología con ganancias milliardarias por año, un 90% proviene de contratos con el gobierno de EEUU en defensa, servicios de información e inteligencia. La SAIC administa informaciones y es responsable del sistema infórmatico del Pentágono, particípa en el desarrollo de armas sofisticadas, hace estudios de efectividad y expertisas técnicas de armas, desastres, accidentes aereos y hasta hizo la expertisa de los ataques a las Torres Gémelas. Para la guerra en Iraq la SAIC tambien recibió muchos contratos. Entre otros el desarollo y la administración del sístema informático para la producción petrolera iraquí. No es sorprendente que en la junta directiva de la SAIC durante la última década hayan pasado ex directores de la CIA, ex generales del ejército, ex funcionarios del Pentágono y ex secretarios de Defensa. Durante el golpe petrolero el director de SAIC era J. R. Beyster, que junto a todos los directores de los servicios de inteligencia hacía parte del Comité Asesor de Seguridad en Telecomunicaciones del gobierno de EEUU.37

En 2008 en la junta directiva, entre ex directores de empresas de armas como Raytheon, Lockheed y ITT, y de areas de investigación sobre inteligencia y defensa, se encuentran tambien John Hamre, ex viceministro de defensa entre 1997 y 2000, Miriam E., miembro de commités asesores del Ministerio de Defensa de EEUU, Anita Jones, entre 1993 1997 directora de la area de investigación e ingeniería del Ministerio de Defensa, y el ex general de la Fuerza Aerea John P. Jumper, tambien consultor del Ministerio de Defensa y miembro de juntas directivas de varias CMP.

Oficialmente la externalización del control informático de PdVSA fue justificada con una reducción de gastos, que en realidad nunca se dió. En cambió se dió acceso a la CIA al control de la industria petrolera venezolana. Los trabajadores, trabajadoras y ingenieros que no participaron al paro, junto al apoyo popular y del ejercito reestablecieron la producción manualmente despues de haber desconectado cada area de la red informatica centralizada.

En ese contexto hay que constatar que la presencia de CMP contratadas por PdVSA o otras entidades gubernamentales sigue. Halliburton p.e., tiene estrechos vinculos con el Pentágono, opera en Venezuela desde hace 60 años y hasta multiplicó sus negocios en Venezuela durante los últimos años.38 En determinado momento no cabe duda alguna que Halliburton a su manera sería otra INTESA.

Wackenhut más que solo seguridad

Wackenhut es una compañia de seguridad e inteligencia. Muchos de los contratos de la transnacional estadounidense provienen del ejército de EEUU y la NASA. Wackenhut presta seguridad a las plantas nucleares en EEUU y a muchas Embajadas de EEUU, incluyendo la en Venezuela, presta personal de seguridad para funcionarios de EEUU en el exterior y ha participado en la privatización del sistema carcelario en EUU.39 Parecido a la SAIC, aunque de perfil más bajo, la junta directiva está compuesta de ex oficiales de la CIA y NASA. El director venezolano de Wackenhut, Isaac Pérez Recao, había partecipado al núcleo de los golpistas en abril 2002 y Wackenhut prestó seguridad al dictador Pedro Carmona. En octutbre 2003 apareción un video en el cual se veían a oficiales de la policía de Baruta y Chacao (alcaldías opositoras) con algunos empleados de Wackenhut y un empleado de la Embajada de EEU en Caracas, ex militar Coronel Corri. El sonido no se escucha bien, están hablando de opercaiones y discreción, embajada y embajador, hasta que uno de los participantes exclama que no pueden ir a contar en toda esquina que son de la CIA. Luego se habla de puentes y autopistas. El motivo del encuentro no queda claro. Algunos diputados bolivarianos declararon que se trataba de la planificación de actos desestabilizadores. La Embajada de EEUU demintió. Algunos días más tarde unos diputados bolivarianos presentaron otro video en el cual se observa la salida de un avión desde Valencia, capital de Carabobo, en ese entoces gobernado por la oposición. El avión según el diputado Nicolás Maduro pertenece a la CIA. Algunas de las personas que suben al avi´n están armadas, extrictamente prohibido en aeropuertos civiles según la ley. Según la Disip algunas de las personas que aperecen en el video son empleados de Wackenhut. En el video tambien reaparece una persona que en el primer video había pasado informaciones sobre asuntos de seguridad y control. Frente a las denuncias las oficinas de Wackenhut fueron allanadas y se retuvo armamento y municiones.

Algunas conclusiones

El enfoque de la investigación se centra en el paramilitarismo y las CSP/CMP. En un marco más amplio de estratégias contrarevolucionarias aplicadas principalmente por EEUU en contra de Venezuela los dos elementos combinan con muchos más como por ejemplo la guerra mediática y las presiones internacionales. Sin embargo mientras esos dos campos son ampliamente documentados y debatidos, y se ha desarrollado una política estratégica del desde el Estado y desde las estructuras de base, no se puede decir lo mismo respecto al paramilitarismo y las CMP. Eso aunqué el golpe petrolero haya evidenciado el papel estratégico de la guerra tecnológica y el paramilitarismo haya avanzado ya mucho.

Hace falta analizar la estratégia paramilitar en su conjunto, y concientizar y coordenar diferentes sectores de la sociedad Venezolana en políticas que contrarresten y combatan el avance del paramilitarismo en todas sus expresiones. Las organizaciones de base, los Consejos Comunales y las organizaciones campesinas son piezas fundamentales para ese trabajo. Y es muy importante informar las comunidades sobre los mecanismos paramilitares. La infiltración paramilitar es facilitada por el hecho de que la población en su mayoría no sabe ni que es el paramilitarismo y menos identifica sus mecanismos de penetración y actuación.

Otro problema es una investigación rigurosa de las mismas autoridades y una sensibilización de efectivos y empleados del gobierno y sus estructuras de defensa. Hay investigaciones y operativos exitosos del ejército y la Disip en contra del paramilitarismo. Pero tambien se escucha de parte de organizaciones de base y Consejos Comunales de los barrios de Caracas, y de comunidades campesinas e indígenas en Apure, Barinas, Táchira y Zulia, que las autoridades noobstante haber sido avisadas no actúan. Eso lleva a que la misma población no confía en las autoridades y deja de denunciar los hechos, porqué temen de volverse un blanco prioritario de los paramilitares. La no actuación de autoridades tiene mutliples causas. Algunas no toman en serio las denuncias, otras no están preparadas y no logran reconocer o entender el funcionamiento del paramilitarismo. Y en algunos casos hasta son complices del paramilitarismo (casi siempre por motivos económicos y no políticos).

En el marco de la lucha en contra del paramilitarismo hay que evitar tambien que la paramilitarización lleve a una actitud de rechazo y sospecha hacia los colombianos residentes en Venezuela. Frente a unos 5 millones de colombianos en el país eso sería un sinsetido que solo correspondría al interés de la derecha de transformar el conflicto político-ideológico y de clases en uno entre colombianos y venezolanos.

Todavía no es demasiado tarde para evitar la paramilitarización de Venezuela y la formación de un éjercito contrarevolucionario.

1 Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ): Paramilitares amenazan nuestra soberanía nacional. Declaración de mayo del 2006.

2 ABN: Britto García alerta penetración de paramilitarismo por industrias del vicio 11.03.2008.

3 Prensa UNETE-CTR: Asesinados dos dirigentes del Frente de Ex-trabajadores de Coca Cola en Portuguesa, 27.06.2008, http://www.aporrea.org/ddhh/n116081.html.

4 Guédez, Martín: Campaña mediática, secuestros, asesinatos y horror. Rebelión, 06.04.2006

5 Toda la guerra en Colombia tambien se lleva a través del control de corredores.

6 FNCEZ: Paramilitares amenazan nuestra soberanía nacional. Declaración de mayo del 2006.

7 Antv Noticias: Mafia de autobusetes planifican paro de transporte. 31.05.2008.

8 Delgado, Eleonora: Ganaderos vinculan a oficial de la GN en plagio de Alvarez Perera. El Nacional, 25.01.1998

9 Guédez, Martín: Campaña mediática, secuestros, asesinatos y horror. Rebelión, 06.04.2006

10 Soto F., Martha Elvira y Restrepo, Orlando Restrepo: Carlos Castaño afirma que envió instructores a las Autodefensas Unidas de Venezuela. El Tiempo, 30.06.2002.

11 Ataque criminal de paramilitares colombianos contra campesinos e indígenas en Venezuela. En: Ojarasca, suplemento a La Jornada, 14.04.2003, http://www.jornada.unam.mx/2003/abr03/030414/oja72-ecuavenez.html

12 VENPRES: Bogotá y Miami en la invasión a Venezuela. 15.05.2004, http://colombia.indymedia.org/news/2004/05/12929.php

13 Azzellini, Dario: Venezuela Bolivariana. Neuer ISP Verlag, Köln, 2007.

14 http://www.comandosf4.org/archivos/alianza.htm

15 Opositores planeaban atacar un Aló Presidente con un avión F-16, revela investigación sobre paramilitares. En aporrea.org, 31.07.2004, http://www.aporrea.org/tiburon/n18923.

16 Las modalidades de pasar la gasolina son muchas. Tambien hay tráfico de gasolina con carros que has sido transformados en grandes contenedores de gasolina usando todos los espacios posibles, o tuberías que pasan de un lado al otro de la frontera. Aunque parece que la mayoría del contrabando se hace en tambores por los ríos.

17 Diputado Braulio Álvarez: “Hay temor de actuar contra los peces gordos”. Últimas Noticias, 25.05.2008.

18 VENPRES: Bogotá y Miami en la invasión a Venezuela. 15.05.2004, http://colombia.indymedia.org/news/2004/05/12929.php

19 Diputado Braulio Álvarez: “Hay temor de actuar contra los peces gordos”. Últimas Noticias, 25.05.2008.

20 Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ): Paramilitares amenazan nuestra soberanía nacional. Declaración de mayo del 2006.

21 ABN: Policía del Táchira capturó a cuatro presuntos paramilitares en La Fría. 25.03.2008.

22 Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ): Paramilitares amenazan nuestra soberanía nacional. Declaración de mayo del 2006.

23 Radio Nacional Venezolana (RNV): José Vicente Rangel: Gobernación del Zulia protege a paramilitares. 24.03.2008.

24 ABN: FAN destruyó con explosivos campamento usado por paramilitares. 28.04.2008.

25 ABN 28.04.2008.

26 Rangel, José Vicente: La Policía Regional de Zulia protege a 50 paramilitares. 12.5.2008, http://www.aporrea.org/ddhh/n113961.html.

27 Urdaneta D., Rafael S.: Rodríguez Chacin, “Guerra Avisada No Mata Soldado”, 28.04.2008, http://www.aporrea.org/ddhh/a55949.html.

28 Diputado Braulio Álvarez: “Hay temor de actuar contra los peces gordos”. Últimas Noticias, 25.05.2008.

29 Nuevo Herald, 26.10.2003, http://www.miami.com/mld/elnuevo/news/breaking_news/7110300.htm

30 Denuncia. Atención Ministro Rodríguez Chacín. Movimientos sospechosos en barrio de Caracas. http://www.aporrea.org/actualidad/n113403.html, 01.05.2008.

31 ABN: Britto García alerta penetración de paramilitarismo por industrias del vicio 11.03.2008.

32 Azzellini, Dario: Venezuela Bolivariana. Köln 2007.

33 Diputado Braulio Álvarez: “Hay temor de actuar contra los peces gordos”. Últimas Noticias, 25.05.2008.

34 ABN: Diputado Álvarez denuncia imputaciones a campesinos que luchan por la repartición justa de la tierra. 19.04.2008.

35 José Vicente Rangel: Policías y GN corruptos protegían a capo colombiano asesinado en Mérida”. 11.02.2008, http://www.aporrea.org/ddhh/n108904.html.

36 Foster, Ralph Alexander y Monsalve, Tulio: Cómo la CIA controla Petróleos de Venezuela. Brecha, 05.01.2003

37 Azzellini, Dario (2007): Venezuela Bolivariana. Köln.

38 Más información sobre Halliburton en los capítulos II, III y VI.

39 Golinger, Eva: La privatización de la guerra. aporrea.org, http://www.aporrea.org/tiburon/a43460.html, 30.10.2007.

Anuncios

Acerca de La Red

En defensa del conocimiento libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 junio, 2015 por en Colombia, Golpe suave, Patria Grande, Venezuela y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Eco Popular y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.620 seguidores

junio 2015
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Categorías

Eco Temas

Agencia de Noticias Argentina Digital

Todas las noticias actualizadas en http://www.anadig.org/
A %d blogueros les gusta esto: