ecopopular

Una expresión de medios alternativos y comunitarios

El maestro Jorge Rodríguez y la pedagogía del amor

rodríguez

Gaspar Velásquez Morillo

Sería contradictorio que una o un docente carezca de pedagogía, de didáctica y dialéctica, en el caso del maestro Jorge Rodríguez que nos convoca una vez más a 39 años de su brutal asesinato durante el gobierno en Venezuela de Carlos Andrés Pérez, un 25 de julio de 1976, apenas a solo 3 años de haber fundado su organización Liga Socialista, fue de veras un artífice de la pedagogía del amor para poder conducir al extremis las conciencias de muchas y muchos para hacer con todo ese plantel de cuadras y cuadros lo que hizo en tan corto tiempo de su vida, levantar la fe, la confianza que tanto cuesta levantar y estar con el puño en alto en la lucha de clases.

Es muy necesario hacer una somera caracterización del contexto histórico de esa época, primero, estaba al orden del día, el asesinato político, desapariciones, allanamientos, carcelazos, torturas, en resumen, violaciones total de los DD.HH y el ultraje a una Constitución “que se acata pero que no se cumplen sus preceptos”, además, todo ese largo expediente, apunta al establishment como los responsables de diseñar -con asesoría extrajera- la estrategia para apaciguar las tensas luchas de clases en las zona del hierro y en las zonas petrolera, campesinas y urbanas del país, así como en universidades y liceos, por las falsas nacionalizaciones, los paquetes económicos de los gobiernos de Acción Democrática y Copei suscritos con el Fondo Monetario Internacional, las precarias condiciones de vida de la población, más la desorientación del movimiento revolucionario de entonces debido a frustraciones ocurridas a finales de la década de los ´60 derivados por las sucesivas derrotas del movimiento revolucionario, las traiciones, delaciones y el cansancio en filas revolucionarias y la aparición rimbombante del reformismo y del neoliberalismo, atractivo seductor, para las y los vacilantes que se refugiaron en la altanería para justificar sus desviaciones ideopolíticas en la conciliación de clases y en la absorción de algunas y algunos de estas cúpulas revolucionarias que se fueron a medrar y a recibir migajas de los sectores económicos y a ponerse a la órdenes de los gobiernos de AD y Copei, Fedecámaras y el Imperio.

En medio de esas agudas contradicciones hubo quienes resistieron, que nunca arriaron sus banderas de lucha, que mantuvieron la mística y fueron capaces de ver brechas por donde recomenzar, mientras otras y otros, veían eran obstáculos y obstáculos, desmoralización y agotamiento, físico y espiritual.

Haga clic aquí para seguir leyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 julio, 2015 por en Opinión, Prohibido olvidar y etiquetada con .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Eco Popular y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.581 seguidores

julio 2015
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías

Eco Temas

Agencia de Noticias Argentina Digital

Todas las noticias actualizadas en http://www.anadig.org/
A %d blogueros les gusta esto: