ecopopular

Una expresión de medios alternativos y comunitarios

Érase una vez una Torre de David

11_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

Este  feliz desenlace  contrasta con lo que ocurre en Europa, donde en este momento se aplican fórmulas como los desahucios que significan familias enteras en las calles con sus enseres tirados en medio de la vía

Verónica Díaz Hung/ Fotos Orlando Ugueto (Especial para Cuatro F)

Lo que pareció imposible se hizo posible, y sin armas, ni violencia, la Operación Zamora logró el 27 de mayo desocupar en su totalidad la Torre Confinanzas (también conocida como Torre de David).

“Esta torre simboliza muchas cosas, y en ella está todavía fresca la memoria de su ocupación por unas 1.295 familias, 4.585 personas que llegaron aquí producto del fenómeno de la exclusión social típica del capitalismo”, explica Ernesto Villegas, uno de los tantos que protagonizaron la gesta por la desocupación amistosa de esta favela vertical.

El proceso de desalojo se realizó en un lapso de 10 meses, basado en el “método Chávez”, el cual consistió en trabajar pacíficamente junto a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), con la coordinación de diversas instituciones del Estado y el pueblo organizado, gracias a la unión cívico militar que nos legó el Comandante Supremo.

En julio de 2014 se creó la Operación Zamora por mandato presidencial y dirigida por Ernesto Villegas, quien asumió esta tarea como ministro de Estado para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas y la prosiguió como Jefe de Gobierno de Distrito Capital.

“Recibimos la instrucción del presidente Nicolás Maduro de adentrarnos en las profundidades y alturas de esta comunidad y llegamos allí sin ánimo de imponer soluciones, si no de conocer cuál era la realidad de la vida de esa Torre”, señalaría Villegas a pocos días de iniciada la Operación Zamora.

Relata que se trató de un proceso complejo en el que se fueron clausurando pisos, y las familias se iban reubicando en los que estaban todavía habitados.

Aunque sus espacios están custodiados por la Guardia Nacional Bolivariana para evitar nuevas invasiones, todavía se respira lo que fue la vida en esta mole de vértigo, donde abundan los rastros de quienes la habitaron por más de 7 años.

Caminando por sus solitarios espacios es posible encontrar un triciclo descompuesto y en las paredes se leen los grafitis que escribieron sus antiguos pobladores antes de partir. En uno de sus pasillos quedó tirada una pesa de hacer ejercicio inventada con envases plástico rellenos de algo que se solidificó y en sus viviendas improvisadas perviven las huellas personales de aquellos excluidos que se refugiaron en la Torre huyendo de la pobreza.

Gracias a la Gran Misión Vivienda Venezuela sus pobladores fueron reubicados en espacios dignos para la vida en familia, donde sus niños ya no juegan a pocos metros de un mortal abismo sin ninguna protección, ni suben escaleras sin barandas, o corren peligro ante las profundas fosas de los ascensores que nunca llegaron a instalar.

Es un espacio peligroso donde un distraído transeúnte fácilmente puede caer al vacío, como ocurrió en los tiempos en que estuvo habitada. Hay paredes externas que no tienen columna y hubo gente que se recostó y tuvo un mortal destino. Dentro de las leyendas de la torre destaca el carro que cayó desde el piso 9, cuyos ocupantes sorprendentemente lograron salvarse.

La operación Zamora culminó sin heridos, ni muertos, como quizás hubiese ocurrido bajo la lógica violenta que suele aplicar el capitalismo hacia sus excluidos.

“La Guardia Nacional Bolivariana entró aquí, pero no como muchos apostaron con armas, a sangre y fuego, entró sin armas acarreando los enseres de la gente, junto a su pueblo. Fue una experiencia de la unión cívico militar que Chávez nos legó. Debemos felicitarnos porque pudimos resolver un problema de tal magnitud de manera pacífica, armónica, consensuada, fue un interesante experimento de diálogo social, de diálogo con los excluidos, con los invisibles, que seguramente será de interés para otros países que confrontan problemas parecidos”, expresó Villegas.

El feliz desenlace de la Torre Confinanzas contrasta con lo que ocurre en Europa, donde en este momento se aplican fórmulas neoliberales como los desahucios, que significan familias enteras en las calles con sus enseres tirados en medio de la vía, incluso ancianos y desvalidos lanzados a su suerte.

La Torre que no pudo ser

La Torre de Confinanzas es un rascacielos sin concluir, que desde el 2007 estuvo habitada de facto por familias que retaban a diario las normas básicas de seguridad en sus 195 metros de altura y sus 45 pisos de vértigo sin barandas, en donde los niños jugaban al borde del precipicio. Aunque su ocupación ocurrió en tiempos de Chávez, donde el país experimentaba una transición hacia el socialismo bolivariano, todavía pervivían las secuelas de las voraces recetas neoliberales aplicadas de manera ortodoxa durante la Cuarta República.

El rascacielos que pretendió ser el octavo más alto de América Latina y el más elevado de Venezuela después de las dos torres de Parque Central, fue una idea del banquero David Brillembourg Ortega, quien hacia 1985 lo soñaba imponente, con helipuerto, dos torres que se alzarían en 121.741,00 metros cuadrados en donde se levantaría la sede del Banco Metropolitano de Crédito Urbano y del Grupo Financiero Confinanzas.

El arquitecto venezolano Enrique Gómez había sido encomendado para la construcción del imponente centro financiero incrustado en pleno corazón de la ciudad.

El complejo estaría formado por seis edificaciones: Atrio Comercial en donde estaría el lobby, salas de reuniones, locales comerciales. La Torre A de 190 metros de altura incluiría un helipuerto, mientras que la Torre B tendría un aparto hotel, el edificio K, edificio Z y el edificio de estacionamiento tipo hummy con una rampa y catorce niveles.

Pero en 1993 muere Brillembourg con lo que comenzó el desplome del Grupo Confinanzas. Por esos días Carlos Andrés Pérez tuvo que abandonar la presidencia de su debilitado gobierno, tras la imposición de un doloroso “paquetazo” económico, que desplomó su popularidad y selló el fin de lo que el Comandante Chávez denominaría como la “moribunda Cuarta República”, aunque todavía pasarían algunos años para que aquel sistema desahuciado terminara de fallecer.

La gran mole de concreto quedaría construida hasta un 60% y la crisis financiera de la década de los 90 sellaría definitivamente su fantasmal destino.

“Esta Torre fue utilizada por empresas relacionadas al Banco Metropolitano 33 veces como prenda para obtener créditos del mismo banco para sus sociedades relacionadas. El negocio no era terminarla, era extraer de ella todos los créditos posibles para convertirlos en moneda extranjera y sacarlos del país, de modo que simboliza el fracaso del neoliberalismo”, explica Ernesto Villegas.

A causa de una crisis bancaria que le costaría al país 6 mil millones de dólares, la inmensa Torre inconclusa sería cedida a FOGADE.

Y llegaron los invisibles

Hacia el año 2000 la Torre comenzó a ser desvalijada y siete años más tarde familias afectadas por la crisis habitacional la invadieron, transformándola en la favela vertical más grande de la que se tuviese noticia en Latinoamérica. Su fama llegaría hasta la poderosa cadena estadounidense Fox, que ambientaría allí uno de los capítulos de su serie Fox “Homeland”, que aunque filmado principalmente en Puerto Rico, contaría con tomas reales de la Torre y una escena en la cual se lanza a un ladrón desde uno de los pisos del edificio.

Y pese a la mala fama que se tejió en torno a la Torre, con el tiempo sus habitantes se organizaron y se resignaron a una cotidianidad marcada por el vértigo.

“Aquí había desde empresarios hasta buhoneros”, relata Ernesto Villegas.

Aprendieron a evadir sus peligros, no sin víctimas, algunas fatales como la tragedia de Kimberly Caminiti. Esta mujer de piel blanca y con pecas apenas visibles en los pómulos, alquilaba teléfonos celulares frente a la acera de la Torre. Vivía con sus tres hijos en esta mole de concreto. El 13 de febrero de 2010, Kimberly había dejado a su niña, a punto de cumplir cinco años, al cuidado de una vecina que a su vez vigilaba a otros chiquitos. Decidieron jugar al escondite y la hija de Kimberly corrió a esconderse detrás de un aparato que cubría un enorme foso en el centro de la Torre y cayó al vacío.

Inventiva criolla

A falta de ascensores sus pobladores subían en moto y carros hasta el piso 10, luego el ascenso era por las escaleras. Y había mototaxistas que por 40 bolívares los llevaban hasta donde la rampa lo permite.

Con el tiempo surgieron bodegas, barberías, guarderías y otros negocios que se ajustaron a

la ruinosa estructura. Los precios variaban dependiendo de qué tan alto tuviese que subir sus mercancías. Y se pagaba un condominio para los gastos de mantenimiento de los espacios públicos.

Hubo una fábrica de moldes de galletas. Fue un emprendedor que comenzó con su familia haciendo los moldes con materiales de desecho y llegó a convertirse en el mayor proveedor de Venezuela de moldes de repostería. También se instalaron pequeñas unidades de producción textil, había peluquerías, o preparaban comida y la vendían en los alrededores.

El futuro de la Torre

El presidente Nicolás Maduro ha anunciado que en la Torre se instalará el Centro para los Derechos Urbanos Socialistas de Caracas, que será un espacio en donde confluirán actividades culturales, educativas, de comunicación, porque “se le dará un uso positivo para la ciudad”.

Por ahora funciona el Centro de Coordinación para la Atención de Emergencias del Distrito Capital, conformado por la Guardia Nacional Bolivariana, el Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital, la Dirección de Protección Civil del Distrito Capital y la Corporación de Servicios del Distrito Capital.

“Le hemos dado en la madre al imperialismo”

“La industria cultural, particularmente la estadounidense, había creado alrededor de la Torre Confinanzas un símbolo negativo, ni siquiera del chavismo, de Venezuela, y nosotros le hemos dado en la madre al demoler ese símbolo, que se quiso establecer internacionalmente para denigrar del país. Pero ese símbolo ya no existe, lo demolimos, les dimos en la madre. Los enemigos de la Patria hubiesen querido seguir exhibiendo a la Torre como un símbolo negativo, que internacionalmente se hicieran juegos de video, que se mostrara a Venezuela como un nido de terroristas y que la torre fuese su guarida, que el propio Obama recomendara capítulos de una serie que terminase albergando en la Torre a peligrosos forajidos. Y ese imperio que se burlaba del país utilizando este símbolo le hemos dado en la madre, desocupando la Torre y haciéndolo además de manera limpia y perfecta, sin un saldo que lamentar, todo lo contrario, gente sonreída, feliz, tanto los que salieron, como los vecinos de la parroquia La Candelaria y San Bernardino”, expresó Ernesto Villegas.

A lo que agregó: “Cuando estaba ocupada cualquier cosa que ocurriese en la Torre era noticia de despliegue internacional, en todos los idiomas, en todos los medios de los imperios comunicacionales le daban portadas, pero curiosamente el día de la desocupación no fue noticia para ellos, incluso en Venezuela, en donde algunos medios le han dado un tratamiento mezquino”.

CUATRO F NRO.27torre

CUATRO F NRO.27torre1

13_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

10_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

08_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

06_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

04_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

05_Villegas pa´la AN_TDavid_OUgueto

 

 

Anuncios

Acerca de La Red

En defensa del conocimiento libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 junio, 2015 por en Gran Caracas, Patria Grande, Venezuela y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir Eco Popular y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.580 seguidores

junio 2015
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Eco Temas

Agencia de Noticias Argentina Digital

Todas las noticias actualizadas en http://www.anadig.org/
A %d blogueros les gusta esto: